Lanzan polipíldora contra el infarto con aporte platense

 
Comenzó a utilizarse en Europa una novedosa alternativa terapéutica, cuya efectividad fue estudiada en La Plata
Si bien existen desde hace años drogas capaces de reducir el riesgo de volver a a sufrir un ataque al corazón, su efectividad se ve muchas veces reducida porque los pacientes abandonan el tratamiento farmacológico o no cumplen rigurosamente con él. Para evitar ese problema que se cobra miles de vida cada año, acaba de lanzarse en Europa una novedosa alternativa terapéutica en cuya gestación participaron médicos y pacientes de nuestra ciudad.

Lo novedoso de la “polipíldora”, o Trinomia según su nombre comercial, consiste en reunir en una sola pastilla tres de las drogas más comúnmente utilizadas para reducir el riesgo de un nuevo infarto (ácido acetilsalicílico o aspirina, simvastatina y ramipril) con el propósito de facilitar su toma mejorando así su efectividad. Y es que además de reducir los costos, ya que su precio resulta inferior al de las tres drogas por separado, la polipíldora mejora notablemente la adherencia al tratamiento.

“Cerca del 60% de los pacientes de infarto de miocardio deja de tomar la medicación al cabo de seis meses. Pero con la polipíldora esto mejora en forma significativa porque el porcentaje de pacientes adherentes a la medicación resulta ser un 22% mayor”, aseguró el doctor Valentín Fuster, director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares de España y principal impulsor del proyecto, al presentar el fármaco días atrás.

Justamente esa ventaja comparativa que ofrece la polipíldora, aprobada ya en quince países europeos, fue algo que pudo corroborarse en nuestra ciudad. Y es que La Plata fue una de las ciudades seleccionadas para realizar el estudio FOCUS, cuyos resultados han sido publicados en el Journal of American College of Cardiology.

El proyecto de la polipíldora, que se financió con fondos de la Comunidad Económica Europea, “involucró a cinco países (España, Italia, Argentina, Brasil y Paraguay) y en La Plata se hizo en la Fundación Ciclo y el Hospital Italiano”, cuenta el doctor Ricardo López Santi, su coordinador a nivel regional.

“Lo que se analizó en La Plata, así como en otras ciudades del mundo, no es si estas drogas funcionaban, porque eso es algo que ya sido ampliamente demostrado, sino en qué medida el hecho de darlas juntas mejoraba la adherencia al tratamiento. Para eso evaluamos a dos grupos de pacientes que habían tenido un infarto, a los que se les dio la alternativa de tomar la polipíldora o las tres drogas por separado”, menciona López Santi, ex presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología y cardiólogo de la Clínica City Bell.

Contra lo que podría suponerse, el desarrollo de la polipíldora no se limitó simplemente en reunir en una sola cápsula las tres drogas más utilizadas en los tratamientos post infarto. “Requirió una compleja investigación de laboratorio encontrar la forma de combinar las drogas de un modo tal que ninguna de ellas interfiriera en la acción de las otras desnaturalizando su efectividad”, cuenta el médico, quien dice que si bien en principio se trabajó con tres drogas ya se están diseñando versiones que reunirían cuatro o más, dado que no todos las personas que han sufrido un infarto toman la misma medicación.

Aunque lanzada en principio sólo en Europa, la polipíldora no tardaría en estar disponible también en Argentina, donde ya ha obtenido la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Tres en una
Cuando en lugar de tomar tres drogas, los pacientes que han sufrido un infarto tienen la posibilidad de tomar una píldora que reúne a las tres, el porcentaje de adherencia al tratamiento entre ellos resulta ser un 22% mayor.

Fuente:

El Día de La Plata 

Share this:

Comments are closed.