Adaptan para Argentina un programa para celulares que ayuda a dejar de fumar

Fue creado en Nueva Zelanda y duplica la probabilidad de abandonar el cigarrillo en comparación con quienes lo intentan por su cuenta.
Un programa para celulares que ayuda a dejar a fumar ya se encuentra disponible para su implementación en Argentina, país en el que la mitad de los fumadores hizo algún intento para abandonar el cigarrillo en el año precedente.

Creado en la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda, el programa STOMP fue probado en Inglaterra y duplicó la probabilidad de una cesación tabáquica exitosa en aquellos fumadores que lo usaron en comparación con quienes trataron de lograrlo sin ayuda. Ahora, los investigadores hicieron una “adaptación transcultural” para la Argentina.

El programa consiste en el envío de mensajes de texto con información útil acerca de cómo prepararse para dejar de fumar, consejos sobre cómo prevenir y controlar las ansias de consumir tabaco, síntomas esperados durante la cesación y apoyo motivacional. “Ayuda a identificar, por ejemplo, cuáles son los momentos o situaciones que producen mayor ansiedad por fumar, como terminar de comer, ir a un bar o tomar alcohol, y da consejos sobre cómo manejarse”, explicó a la Agencia CyTA-Leloir el doctor Lisandro Colantonio, investigador de la Facultad de Medicina de la UBA y de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Alabama en Birmingham, Estados Unidos.

Para aprovechar este tipo de programas en Argentina no alcanza con realizar una traducción del inglés al español, dado que existen factores locales y culturales que deben ser tenidos en cuenta, destacó el doctor Raúl Mejía, investigador de la UBA y del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES). “Realizamos algunas modificaciones teniendo en cuenta la opinión y preferencias de fumadores locales”, enfatizó.

La licenciada Lorena Peña, del CEDES y también participante del proyecto, destacó su expectativa de que “el programa sea implementado en breve en nuestro país”. En el caso de empresas de medicina privada o de obras sociales, “al ayudar a dejar de fumar a sus afiliados, no sólo mejorarían su salud y calidad de vida sino que también reducirían costos por tratar las enfermedades asociadas con el cigarrillo”, subrayó Colantonio.

Fuente:

Agencia CyTA Instituto Leloir 

Share this:

Comments are closed.