En la Argentina se venden dos “viagras” por segundo

Son las drogas sildenafil, vardenafil y tadalafil. Se usan para tratar la disfunción eréctil, pero cada vez la toman más jóvenes con el fin de mejorar su rendimiento en la cama.

Primero fue el sildenafil (Viagra), que en 1998 rompió el molde y cambió para siempre la performance sexual masculina. Después se sumó el vardenafil, en 2003, y a fines de ese mismo año se lanzó el tadalafil, promocionado como “la droga para la disfunción eréctil de larga duración”.

Entre las tres suman 56 marcas comerciales y tienen cifras de venta récord. Según el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (Safyb), en 2014 se comercializaron en el país 35,2 millones de pastillas (a razón de una por segundo), considerando sólo las ventas con receta en farmacias. Pero si se suman los canales ilegales de venta (internet, kioscos u hoteles), la cifra asciende a dos pastillas por segundo.

Además, amplían cada vez más el mercado, posicionándose entre los hombres que las necesitan para alcanzar una erección, pero también –y sobre todo– entre los más jóvenes que sólo buscan mejorar su rendimiento en la cama. Se calcula que las consumen 1,5 millones de argentinos, y que el 30% son menores de 21 años.

“Vivimos en una sociedad hipersexuada, que, paradójicamente, también está deserotizada. Hay pérdida de deseo, automatización y desconocimiento de lo que la pareja quiere. Esto se ve en los jóvenes, para quienes el sexo se volvió algo ‘atlético’, razón por la cual siempre hay que rendir más. En ese panorama, estos fármacos son la panacea, porque como el hombre es naturalmente inconformista, siempre quiere más y mayor rapidez”, dijo a PERFIL Gustavo Rodríguez Baigorri, jefe del área de Sexología Clínica del Hospital Tornú.

Opciones. Aunque el sildenafil sigue siendo la droga para tratar la disfunción eréctil más vendida, sus competidoras ganan cada vez más mercado gracias a la promesa de un efecto más duradero. Es que mientras que el Viagra funciona durante cuatro horas y el vardenafil de seis a ocho, el tadalafil ofrece 36 horas de efecto con una sola toma. Por eso se la promociona como “la píldora del fin de semana”.

En el país, el tadalafil prácticamente duplicó sus ventas en cinco años, pasando de 11.262 unidades vendidas en julio de 2010 a 19.098 en junio de este año, según datos de la consultora IMS Health Argentina. Y ya lo comercializan cuatro laboratorios: Elly Lilly, Roemmers, Sidus y Casasco.

“Entre otras cosas, este crecimiento tiene que ver con que puede tomarse con las comidas, condición que facilita el ‘romance’. Antes (con el sildenafil) había que planificar la toma y no se podía hacer en el marco de una comida con la pareja. Ahora todo es más simple, y si lo que se busca es tener relaciones sexuales varias veces en un fin de semana, se puede lograr”, dijo el sexólogo Juan Carlos Kusnetzoff.

“Al margen de los 20 miligramos que se indican para la disfunción eréctil, 5 mg diarios de tadalafil sirven para la hiperplasia prostática benigna, una condición que afecta a más de la mitad de los hombres mayores de 40 años. Si consideramos que la expectativa de vida es cada vez mayor y que además cada vez son más las personas condiabetes o hipertensión, condiciones con las cuales se puede tomar la medicación, entenderemos por qué el mercado crece, y puntualmente esta droga”, agregó Rodríguez Baigorri.

Por su parte, Adrián Sapetti, psiquiatra y sexólogo clínico, consideró que lo positivo es que hay opciones para todo tipo de paciente y para cada situación. “Si, por ejemplo, uno sabe que va a tener una sola relación en las próximas horas, con un sildenafil alcanza”.
Para Kusnetzoff, “el problema surge cuando la píldora se piensa como una ‘solución mágica’ frente a un problema de fondo, o cuando la consumen como chiste o por curiosidad chicos de entre 15 y 18 años, que además la mezclan con alcohol”.

Otro de los problemas es el crecimiento de la venta ilegal. “Por cada comprimido para la disfunción eréctil que se vende legalmente, al menos uno se compra en el mercado ilegal. Esto claramente es un problema, porque los médicos prescriben la menor dosis para evitar efectos adversos mientras que cuando se compra por internet o cualquier otro medio el fármaco no tiene indicación”, explicó Marcelo Peretta, secretario general del Safyb.

Retiran del mercado vigorizante chino

La Anmat decidió el retiro del mercado del “viagra chino”. Técnicamente se trata de un suplemento dietario a base de vitamina E, panax ginseng, astrágalo, esquizandra y ginkgo biloba, marca Huang He, desarrollado por el Laboratorio Li Feng SRL.

Ante la consulta de PERFIL, desde el organismo informaron que “la medida se fundamenta en que los análisis efectuados por técnicos de esta Administración sobre seis lotes del producto detectaron la presencia de la sustancia aminotadalafil, que no se encuentra aprobada para utilizarse como ingrediente en suplementos dietarios, según la legislación vigente. Además, se trata de una sustancia obtenida mediante síntesis química (es decir que no es un producto natural), con lo cual existe una probabilidad razonable de que el consumo del producto provoque consecuencias adversas graves para la salud”. Ya en febrero, un grupo de expertos del Hospital de Clínicas y de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA había examinado el producto y descubierto que contenía aminotadalafil, droga que pertenece a la familia de los inhibidores de la fosfodiesterasa 5, como el Viagra.

Fuente: Perfil

Share this:

Comments are closed.