CRISIS DEL CONVENIO PAMI: Pago de emergencia y levantamiento temporario del corte

La Confederación Farmacéutica Argentina se vio obligada en la tarde de ayer a disponer una medida de corte del crédito a los afiliados del PAMI ante la creciente deuda que se mantiene con las farmacias prestadoras del convenio, esta medida que impuso la realidad de la generalizada ruptura en la cadena de pagos ha tenido un altísimo acatamiento en todo el país, incluso en farmacias no adheridas a nuestra red prestacional, lo cual no hace más que ratificar la razonabilidad de nuestra postura y la legitimidad de nuestro reclamo.

Precisamente nuestra afirmación de que las farmacias no pueden seguir adelante con este esfuerzo por la interrupción de la cadena de pagos ha sido ratificada en la mañana de hoy por un comunicado emitido por la cámara que agrupa a las droguerías en el que taxativamente expresa que la deuda se continuará extendiendo en el corto plazo y que “la situación ha llegado a un punto de saturación e impacto” que hace imposible financiar a las farmacias sus compras. La cadena de pagos oficialmente se encuentra interrumpida.

Del mismo modo el propio Director Ejecutivo del PAMI reconoció en declaraciones a la prensa el alcance de la crisis del convenio y la gravedad de la situación al manifestar que el Instituto no está en posibilidad de abonar la totalidad de las facturaciones mensuales por consumo de medicamentos de sus afiliados.

El escenario en que se ha expresado en el día de hoy el problema es de una claridad meridiana y por ello el acatamiento de parte de las farmacias ha sido amplísimo en todo el país de parte de nuestras farmacias:

Provincia de Buenos Aires 90%, Salta 100%, Corrientes 100%, Entre Ríos 50%, Tucumán, 90%, Formosa 100%, Río Negro 100%, Córdoba 100%, San Luis 100%, La Rioja 90%, Jujuy 100%, San Juan 80%, Mendoza 50%, Capital Federal 70%, Tierra del Fuego 50%, Chaco 100%, Corrientes  100%, Rosario 50%.

En algunas provincias inclusive farmacias prestadoras que no pertenecen a nuestra Confederación también acompañaron la medida pese a la decisión institucional de sus entidades de no hacerlo, circunstancia que vuelve a poner en evidencia que la realidad se impone más allá de los intereses que muchas veces algunos quieren hacer prevalecer.

Frente a este panorama de crisis en el convenio PAMI en horas de la tarde la Industria Farmacéutica nos ha hecho saber que el PAMI realizó un desembolso no previsto de 500 millones de pesos, lo cual se traduce en una serie de pagos que nos colocan en similar situación a la que debiéramos haber llegado la semana pasada.

Este pago de urgencia realizado por PAMI a través de la Industria Farmacéutica no es la solución del problema ya que de no resolverse el resto de la deuda y esencialmente la sustentabilidad del convenio, frente a un reconocimiento de parte del Instituto de no poder solventar el actual nivel de prestación, la próxima semana el estado de cosas volverá a un punto crítico.

Consideramos que la reacción del PAMI de anticipar pagos previstos para el 28 de junio es un gesto de buena voluntad, y en vista de ello y la proximidad de una reunión agendada con el Dr. Carlos Regazzoni para el martes próximo, respondemos a esa actitud también demostrando nuestra buena voluntad levantando la medida dispuesta hasta la reunión con el Director del PAMI a la espera que de ella surjan alternativas y compromisos que nos aseguren poder seguir realizando la prestación a nuestros pacientes jubilados como habitualmente. Debe quedar claro que nuestra postura de levantar la medida deberá ser respondida desde el PAMI con la toma de decisiones que cierren la incertidumbre de cobro para las farmacias y permitan la sustentabilidad del convenio.

Requerimos adicionalmente formar parte de las discusiones en las que se resuelven las cuestiones atinentes a la prestación de medicamentos en el PAMI, ya que hasta el momento de esas reuniones forman parte funcionarios, técnicos, gerentes de laboratorios y economistas, pero está ausente el único eslabón imprescindible en el manejo del medicamento y el conocimiento de campo en el vínculo con el afiliado, que es el farmacéutico.

Las farmacias de todo el país, sobrepasando en muchos casos el marco institucional, han dado en el día de hoy una muestra de unidad y solidaridad al llevar adelante este justo reclamo y ahora toca al Estado, responsable y garante de la prestación farmacéutica a los jubilados, generar el marco propicio para solucionar la crisis del convenio.

Ratificamos nuestra buena voluntad para alcanzar una solución a esta crisis del Convenio PAMI, que no es el pago de urgencia realizado hoy como respuesta a nuestra acción, sino un plan integral que incluya el compromiso efectivo del pago de lo adeudado y un régimen futuro que nos brinde a las farmacias, y al resto de la cadena de pagos, la certeza que requerimos para seguir realizando nuestra labor en el marco de respeto que nuestra tarea merece.

Share this:

Comments are closed.