Niveles bajos de selenio se asocian con el desarrollo de cáncer de hígado

La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer ha hecho público un nuevo estudio que muestra cómo los niveles más altos de selenio en sangre o de selenoproteína P –la proteína que distribuye el selenio del hígado en todo el cuerpo– se asocian con un menor riesgo de cáncer de hígado, en particular carcinoma hepatocelular.

 Los niveles más altos de selenio en sangre o de selenoproteína P –la proteína que distribuye el selenio del hígado en todo el cuerpo– se asocian con un menor riesgo de desarrollar cáncer de hígado (en particular carcinoma hepatocelular). Así lo revela un nuevo estudio, publicado recientemente en The American Journal of Clinical Nutrition.

Los resultados, que se mantienen incluso si se tienen en cuenta los otros factores de riesgo de este cáncer, muestran sin embargo que el nivel de selenio no está asociado con el desarrollo de tumores de la vesícula o del tracto biliar.

La investigación es un proyecto conjunto de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), el Real Colegio de Cirujanos de Irlanda (RCSI), la Escuela de Medicina Charité de Berlín y un equipo de colaboradores del Estudio Prospectivo Europeo sobre Cáncer y Nutrición (EPIC),

“Cuando el selenio está por debajo de los niveles óptimos, el aumento de su ingesta puede ser una estrategia más para la prevención del cáncer de hígado, además de evitar el consumo de alcohol, mantener un peso corporal saludable y dejar de fumar”, explica David Hughes, investigador principal del RCSI. “Sin embargo, nuestros resultados deben ser validados por otros estudios antes de elaborarse recomendaciones de salud pública”.

El estudio se basó en la cohorte EPIC, que se compone de más de medio millón de participantes de 10 países europeos, utilizando un diseño de casos y controles de 121 cánceres de hígado y 140 de la vesícula biliar emparejado con el mismo número de individuos libres de cáncer.

En 2012, se estima que ha habido 782.000 nuevos casos de cáncer de hígado en el mundo. Es la segunda causa más común de muerte por cáncer, siendo responsable de casi 746.000 fallecimientos en el mismo años (el 9,1% de todas las muertes relacionadas con cáncer ese año).

“La incidencia de cáncer de hígado está aumentando en los países desarrollados. El problema es que a menudo son diagnosticados en fases avanzadas, lo que limita las opciones de tratamiento”, concluye Mazda Jenab, experto del IARC y uno de los autores del estudio. “Se necesita más investigación sobre los factores modificables de estos tipos de cáncer y estrategias de prevención eficaces”.

Un elemento esencial

El selenio es un micronutriente mineral que se encuentra en alimentos como el marisco, salmón, nueces de Brasil, carne, huevos, granos y cebollas. Sin embargo, los niveles de selenio en los alimentos dependen en gran medida de los niveles de selenio en el suelo donde se cultiva la comida y los animales pastan.

Los niveles en el suelo tienden a ser bajos en muchas regiones de Europa, lo que contribuye a reducir los niveles corporales de selenio en comparación con las personas que viven en regiones con mayores concentraciones de selenio en el suelo, como América del Norte. En humanos, el selenio es esencial, sobre todo para el funcionamiento eficaz del sistema inmune y en el control de los procesos oxidativos relacionados con el desarrollo del cáncer.

Fuente: Agencia SINC – España 

Share this:

Comments are closed.