La nueva disposición sobre Trazabilidad responde al reclamo de los farmacéuticos

La Disposición N° 10564/2016 establecida por la ANMAT  el 22 de septiembre,  tiene entre sus considerandos el planteo que realizó la Confederación Farmacéutica Argentina ante el ministro de Salud, Dr. Jorge Lemus, y el Dr. Carlos Chiale, Director de la ANMAT acerca de las dificultades que tienen las farmacias para la aplicación del sistema.

En un documento que se presentó a las autoridades, la COFA enumeraba:

  • Para poder realizar esta tarea adicional de ingreso –traza- de cada medicamento de alta rotación, debería duplicarse el recurso humano y dotar a la farmacia de la tecnología necesaria (compra de lectores, sistemas y equipos de hardware, etc).
  • De incluirse medicamentos de alta rotación para ser trazados, los pedidos a las droguerías no podrían ser entregados del modo en el que viene haciendo, por el insumo de tiempo que tal tarea requeriría, perjudicando así el servicio.
  • Asimismo, la farmacia debería ingresar en el sistema su pedido recibido y los medicamentos que no estuvieran en condiciones, rechazarlos a su droguería. Habría aquí una imposibilidad operativa para hacerlo en tiempo real.
  • El universo de medicamentos no cuenta hoy con el “getin” para trazar, con lo cual se ve reducida la cantidad de marcas que tendría a disposición”.
  • Hay medicamentos como las insulinas que están incluidas en la normativa de ANMAT que hoy por hoy no se dispensan en las farmacias, salvo para las obras sociales IOMA y PAMI; por lo cual, si estos medicamentos no vuelven al canal de la farmacia, la exigencia de trazar no corregiría en absoluto las distorsiones actuales de la cadena de comercialización y mucho menos aseguraría que los mismos fueran medicamentos legítimos y seguros para los pacientes”.
  • La Disposición ANMAT 963, vulnera principios de la razón de ser de este sistema de trazabilidad, creando desigualdades en los controles entre especialidades medicinales de envase hospitalario y las que no lo son. De la misma forma, exime a las muestras médicas de los últimos pasos de la traza, dando lugar a filtraciones en el citado sistema.

“Consideramos que deviene necesario analizar y evaluar las medidas conducentes para posibilitar la implementación gradual del sistema, teniendo en cuenta las particularidades geográficas y en cuanto a la logística en la comercialización, distribución y dispensa de medicamentos, para así identificar las eventuales dificultades operativas que pudieran obstar a su desenvolvimiento; relevando la situación respecto al efectivo acceso a los elementos de hardware y software y a la base de datos y sistemas informáticos establecidos para el almacenamiento de la información prevista y a las redes que posibiliten la conectividad y, en su caso, considerar la solicitud de colaboración o participación o celebración de acuerdos con entidades públicas o privadas de reconocida idoneidad para atender los aspectos técnicos que se requiera atender”.

El gobierno se mostró receptivo al reclamo de la COFA e inmediatamente el Ministro y el Director de la ANMAT se dispusieron a estudiar la situación.

Ya en diciembre la COFA comenzó a trabajar en una propuesta de readecuación de la resolución de Trazabilidad.

Se entendió que el listado de productos incluidos en el primer anexo era necesario porque incluía a las moléculas de alto costo, más susceptibles de ser robadas o adulteradas. Y junto con la ANMAT se analizó a qué moléculas la trazabilidad no agregaba seguridad, sino sólo generaba un proceso burocrático.

La Disposición N° 10564/2016 es consecuencia de ese estudio de situación.

Share this:

Comments are closed.