Se inauguró una planta de vacunas y anticuerpos monoclonales

En los próximos meses, una planta de 20.000 metros cuadrados en Garín, provincia de Buenos Aires, comenzará a envasar millones de unidades de vacuna antigripal. Entre su maquinaria se destaca un robot japonés capaz de llenar 300 jeringas por minuto vigiladas por 10 cámaras ópticas que si detectan un error disponen su descarte. Esta maravilla de la tecnología forma parte de Sinergium Biotech, la primera planta para producir vacunas y productos biotecnológicos de la Argentina y la primera que producirá anticuerpos monoclonales en América latina. “La idea surgió en 2009, en medio de la pandemia de gripe A -dijo Abel Di Gilio, presidente de la empresa-. Si mañana hubiera una pandemia de influenza, sólo se podría vacunar al 10% de la población [...] Diseñamos una estrategia público-privada: por un acuerdo con el Gobierno, que nos aseguró la compra de las dosis para la campaña de inmunización durante diez años al precio de referencia de la Organización Panamericana de la Salud, desarrollamos un modelo de alianzas productivas y transferencia tecnológica entre tres compañías argentinas (Elea, Biogénesis-Bagó y Pharma ADN) y dos multinacionales (Novartis y Pfizer).” Construida en dos años y a un costo de 80 millones de dólares, la planta fabricará 30 millones de dosis anuales de fármacos cuando esté funcionando a pleno. “En una primera etapa, desde abril de 2013, comenzaremos con el envasado -detalló Di Gilio-. En 2014, llegarán los antígenos y empezamos con el llenado de jeringas. Y en 2015, ya estaremos en condiciones de producir los antígenos. El país se ahorra la comisión que recibe la OPS, fletes, impuestos, tasas… Y lo más importante: tiene independencia para diseñar sus campañas de vacunación sin estar sujeto a problemas de suministro por decisión de productores externos.” Además de vacunas antigripales estacionales y pandémicas, que se fabricarán con tecnología transferida por Novartis, el convenio con Pfizer permitirá que el complejo produzca también la antineumocócica conjugada de trece cepas. Los anticuerpos monoclonales, fármacos para el tratamiento de enfermedades oncológicas y autoinmunes (como la artritis) que hasta ahora se importaban, los proveerá Pharma ADN, que logró plasmar en el país el hallazgo que le valió a César Milstein el Premio Nobel 1984 en Medicina o Fisiología. Sinergium Biotech incorporó a casi medio centenar de técnicos y graduados universitarios; entre ellos, a científicos repatriados, como Juan Ceriani, biotecnólogo de la Universidad Nacional de Quilmes. “No volvía antes porque no encontraba un proyecto que se adecuara a mis expectativas”, comentó Ceriani, que regresa al país tras 11 años en España y aquí será gerente de transferencia de tecnología.

Fuente: Diario La Nación

Share this:

Comments are closed.