Científicos de Rosario y Tucumán desarrollan un biomaterial para reparar huesos

Un nuevo material biodegradable promueve la regeneración de los huesos lesionados y podría evitar la necesidad de implantes. Un estudio en modelos animales de laboratorio produjo “resultados muy alentadores”, señaló la líder del proyecto, la doctora Sara Feldman, investigadora del CONICET y del Consejo de Investigaciones de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

El producto en desarrollo consiste en un biomaterial basado en derivados de la elastina natural, una proteína que confiere elasticidad a los tejidos, a los que se fusionaron mediante técnicas de ingeniería genética una proteína que participa del desarrollo de huesos y cartílagos (BMP-2) y secuencias de aminoácidos que promueven la adhesión celular.

Según describe la revista “Tissue Engineering”, después de los estudios in vitro, los investigadores inyectaron el producto para tratar con éxito lesiones en fémures de conejos. “Observamos a nivel macroscópico y tomográfico que el tejido estaba reparado. En tanto, al microscopio, vimos formación de hueso compacto y células del tipo particular del tejido óseo”, destacó Feldman, quien dirige el Laboratorio de Biología Osteoarticular, Ingeniería Tisular y Terapias Emergentes (LABOATEM) de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR.

A partir de estos resultados, los científicos pretenden pasar a nuevas fases de investigación. “Este tipo de desarrollo pretende generar respuestas novedosas para la reparación tisular ósea, intentando evitar la colocación de implantes que con el tiempo pueden generar rechazos o reacciones adversas”, puntualizó Feldman.

Del avance participaron investigadores del LABOATEM, de la Planta Piloto de Procesos Industriales de Universidad Nacional de Tucumán (UNT) liderados por la doctora Liliana Missana; del Instituto Bioforge, liderado por José Carlos Rodríguez Cabello en la Universidad de Valladolid, España; y de la Facultad de Odontología de Ribeirão Preto, que pertenece a la Universidad de San Pablo, Brasil.

Fuente: Agencia CyTA Instituto Leloir

Share this:

Comments are closed.