Primera terapia génica en los Estados Unidos

La terapia CAR-T es para tratar a ciertos niños y adultos jóvenes con leucemia linfoblástica aguda de células B

Por primera vez una terapia génica estará disponible en los Estados Unidos, inaugurando un nuevo enfoque para el tratamiento del cáncer y otras enfermedades graves y potencialmente mortales.

La FDA aprobó Kymriah (tisagenlecleucel) para ciertos pacientes pediátricos y adultos jóvenes con una forma de leucemia linfoblástica aguda (ALL).

Kymriah, una terapia génica basada en células, está aprobada en los Estados Unidos para el tratamiento de pacientes de hasta 25 años de edad con LLA precursor de células B que es refractario o en la segunda o posterior recaída.

Kymriah es una inmunoterapia de células T autóloga genéticamente modificada. Cada dosis de Kymriah es un tratamiento personalizado creado utilizando las propias células T de un paciente, un tipo de glóbulo blanco conocido como linfocito. Las células T del paciente se recogen y se envían a un centro de fabricación donde se modifican genéticamente para incluir un nuevo gen que contiene una proteína específica (un receptor de antígeno quimérico o CAR) que dirige las células T para dirigir y matar las células leucémicas que tienen Un antígeno específico (CD19) en la superficie. Una vez que las células son modificadas, se infunden de nuevo en el paciente para matar las células cancerosas.

LLA es un cáncer de médula ósea y sangre, en el que el cuerpo produce linfocitos anormales.

LLA puede ser de origen de células T o B, siendo la célula B la más común. Kymriah está aprobado para su uso en pacientes pediátricos y adultos jóvenes con LLA de células B y está dirigido a pacientes cuyo cáncer no ha respondido o ha regresado después del tratamiento inicial, lo que ocurre en un 15-20 por ciento de los pacientes.

La seguridad y la eficacia de Kymriah se demostraron en un ensayo clínico multicéntrico de 63 pacientes pediátricos y adultos jóvenes con LLA precursor de células B recidivado o refractario. La tasa de remisión general en los tres meses de tratamiento fue del 83 por ciento.

El tratamiento con Kymriah tiene el potencial de causar efectos secundarios severos. Lleva una advertencia especial para el síndrome de liberación de citoquinas (CRS), que es una respuesta sistémica a la activación y a la proliferación de las células CAR-T, causando fiebre alta y síntomas similares a gripe, y para los eventos neurológicos. Tanto el SRC como los eventos neurológicos pueden poner en peligro la vida. Otros efectos secundarios graves de Kymriah incluyen infecciones graves, presión arterial baja (hipotensión), lesión renal aguda, fiebre y disminución de oxígeno (hipoxia). La mayoría de los síntomas aparecen dentro de uno a 22 días después de la infusión de Kymriah. Dado que el antígeno CD19 también está presente en las células B normales, y Kymriah también destruirá las células B normales que producen anticuerpos, puede haber un mayor riesgo de infecciones durante un período prolongado de tiempo.

La FDA también amplió hoy la aprobación de Actemra (tocilizumab) para tratar la CRS severa o potencialmente mortal, inducida por células T CAR, en pacientes de 2 años de edad o mayores. En ensayos clínicos en pacientes tratados con células CAR-T, el 69 por ciento de los pacientes tenían resolución completa de SRC dentro de las dos semanas siguientes a una o dos dosis de Actemra.

Debido al riesgo de SRC y eventos neurológicos, Kymriah está siendo aprobado con una estrategia de evaluación y mitigación de riesgos (REMS), que incluye elementos para asegurar el uso seguro (ETASU). La FDA está requiriendo que los hospitales y sus clínicas asociadas que dispensen Kymriah estén especialmente certificados. Como parte de esa certificación, el personal involucrado en la prescripción, dispensación o administración de Kymriah debe estar capacitado para reconocer y manejar el SRC y los eventos neurológicos. Además, se requiere que los centros de atención médica certificados tengan protocolos establecidos para asegurar que Kymriah sólo se administre a los pacientes después de verificar que tocilizumab está disponible para administración inmediata. El programa REMS especifica que los pacientes deben ser informados de los signos y síntomas de SRC y toxicidades neurológicas después de la infusión y de la importancia de regresar rápidamente al sitio de tratamiento si desarrollan fiebre u otras reacciones adversas después de recibir tratamiento con Kymriah.

 

Para evaluar aún más la seguridad a largo plazo, el laboratorio Novartis (elaborador de la terapia) está obligado a realizar un estudio observacional post-comercialización con pacientes tratados con Kymriah.

La FDA otorgó Kymriah la designación de “Breakthrough Therapy” (terapia revolucionaria).

Share this:

Comments are closed.