Atlas de las 30 millones de células humanas

El proyecto busca analizar cómo envejece el organismo y obtener así nuevos elementos para comprender enfermedades como tumores y Alzheimer.

Los 30 millones de células que conforman los órganos y tejidos del cuerpo humano ya no tendrán secretos gracias al proyecto internacional Human Cell Atlas, que buscará analizar cómo el organismo envejece y obtener así nuevos elementos para comprender enfermedades como tumores y Alzheimer.

Centenares de investigadores de todo el mundo participarán en la investigación que está a la altura del Proyecto Genoma Humano, que en 2000 obtuvo el mapa del ADN humano.

“Este proyecto abre perspectivas inmensas que prometen transformar la biomedicina”, observó Giuseppe Testa, de la Universidad de Milán y director del Laboratorio de Epigenética de las Células Estaminales del Instituto Europeo de Oncología (IEO).

Agregó que se trata del “primer esfuerzo coordinado que involucra a muchos trabajadores y con formaciones diversas para obtener un mapa de todas las células de nuestro cuerpo”.

Lanzado en 2016, el “Atlas” presenta ya un primer resultado, con la identificación de la estructura del primer millón de células, junto a la descripción técnica utilizada para obtener esa información.

A través de este proyecto, las células serán clasificadas de un modo completamente nuevo. En los últimos 150 años fueron estudiadas considerando esencialmente su forma y su función. Solo recientemente fueron delineados sus perfiles moleculares.

De acuerdo a los investigadores esto no basta.

“No conocemos todavía nuestras células de modo exhaustivo”, se lee en el libro que describe el proyecto en detalla y que marca una nueva etapa.

“No sabemos cómo definirlas en base a sus productos moleculares, ni el modo en que varían según los tejidos, los sistemas y los órganos, ni cómo influencian el estado de salud y las enfermedades”, explica el documento.

Todos estos interrogantes están abiertos y no tener las respuestas es un gran freno para la investigación.

Sin embargo, ahora existen instrumentos para realizar el “identikit” completo de cada célula que llegan desde una gran cantidad de disciplinas diversas, desde la biología computarizada a la genómica.

Las nuevas técnicas de análisis hoy disponibles, reveló Testa, permiten comprender “por qué las células, incluso teniendo casi el mismo ADN, son diferentes”, al punto de “hacer posible la idea de mapearlas a todas”.

“Ahora podremos ver cómo la composición de las células cambia en el tiempo, por ejemplo, cuando envejecemos o durante las enfermedades”, concluyó.

Fuente: La Tercera – Chile

Share this:

Comments are closed.