La malaria avanza sin control en Venezuela y creció 70% desde 2016

Calamidades. Es consecuencia de la crisis económica y la carencia de medicinas. La enfermedad se extiende a países vecinos. Se la considera la peor epidemia del siglo.

Sin salida. Los venezolanos están en un callejón donde la mayor amenaza no solo es la ausencia de alimentos sino de medicinas cruciales. afp
La epidemia de la malaria avanza sin control en Venezuela. En el sureño estado Bolívar, sede de la metal mecánica venezolana y uno de los otrora más ricos del país, es donde se concentra la enfermedad y se han reportado unos 206.240 casos. El peligro de extenderse es alto porque los productos antimaláricos para combatirla escasean o no hay suministro desde julio pasado.
El Observatorio Venezolano de la Salud, de la Universidad Central de Venezuela, con la iniciativa de un conjunto de expertos en el tema, alertaron sobre la rápida extensión de la enfermedad en el país caribeño y lo comunicaron al foro Malaria en las Américas 2017, que se reúne estas horas en Washington convocado por la Organización Panamericana d ella Salud.
También han pedido a la Organización Mundial de la Salud su participación para “apoyar acciones urgentes” que detengan la epidemia. “Es la peor epidemia de malaria en la Región de las Américas en el siglo XXI”, alertan.
“Esta es una situación urgente ya que la enfermedad se está extendiendo rápidamente, afectando poblaciones vulnerables en Venezuela y países vecinos”, acotan los expertos en la misiva.
Según datos del OVS, el país caribeño tiene los peores indicadores de desempeño de la malaria en la región desde el año 2000. Resaltó un aumento de casos de malaria del 709%, el incremento de 521% en las muertes relacionadas con la enfermedad y un alza de 540% en la incidencia parasitaria anual (IPA).
Asimismo, señala que esta enfermedad está presente en 17 estados que informan casos autóctonos y exportan malaria a países vecinos entre ellos Brasil y Colombia.
Los casos reportados, fechados al 21 de octubre pasado, representan un aumento superior al 70% respecto a 2016 según datos extraoficiales de sanidad que se conocen pese a la censura epidemiológica impuesta por el régimen de Nicolás Maduro. El chavismo oculta las cifras con el doble propósito de no alarmar a la población sobre la gravedad de la crisis sa- nitaria y no hacerla evidente para los países de la región que cuestionan la derivada dictatorial que ha asumido este año el régimen..
La crisis de salud continúa y la escasez de medicamentos también. Se desconoce cuántos antimaláricos se han importado a través del Fondo Estratégico de la Organización Panamericana de la Salud, pese a que en octubre el organismo internacional informó que había hecho entrega de 1.100.000 tabletas de primaquina, que se usa como tratamiento fundamental para la malaria.
Según el médico Marcos Lima, las últimas cifras oficiales son de 2016 cuando se registró un total de 240.637 casos de paludismo (malaria) , lo cual representó un incremento en sus números de 76% de la enfermedad.
La mayoría de los casos de malaria se reportan en los estados de Bolívar, Sucre y Amazonas. Una migración interna masiva y sin control, hacia los focos de transmisión más activos de la enfermedad está ocurriendo en el país, atraídos por una fiebre del oro.
El informe enviado al foro de Washington recuerda que Venezuela enfrenta la situación política, económica y social más difícil en su historia, con escasez de alimentos y medicinas esenciales, con un sistema de salud colapsado. Lamentan que no se aplica una campaña de distribución masiva de mosquiteros, insecticidas de larga duración y que es limitada la implementación de la fumigación del interior de viviendas; así como que el creciente desabastecimiento de suministros para el diagnóstico y tratamiento de la malaria, es cada vez más graves.
Esta enfermedad no es la única amenaza en la patria chavista. Hay otras epidemias en curso entre ellas sida, tuberculosis, difteria, sarampión y escabiosis (sarna humana) que tampoco reciben adecuada atención..
Los medicamentos son tanto insuficientes como ineficaces. Y además la logística se ha visto gravemente afectada incluso por la falta de vehículos o repuestos para hacerlos funcionar lo que brinda una noción sobre el alcance de la crisis.
Estos resultado se deben a la crisis económica que acorrala al gobierno que actualmente busca alternativas de renegociación de su deuda externa que ronda los 150 mil millones de dólares. Con una inflación de cuatro dígitos pronosticada para el año entrente, y ausencia agudizada de inversiones, el país solo cuenta con los ingresos petroleros que explican el 95% de la balanza exportadora, pero están menguando por la caída de la producción. ¦
Los últimos tres lustros la enfermedad creció 709% y las muertes relacionados, 521%

Fuente: Clarin

Share this:

Comments are closed.