Procesan a Luis Scervino, ex Superintendente de Servicios de Salud

El ex superintendente de Servicios de Salud Luis Scervino, desplazado del cargo en agosto pasado tras la última marcha de la CGT, fue procesado hoy por la Cámara Federal penal porteña por la presunta comisión del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público por su antigua vinculación previa con una empresa del sector.

La decisión fue tomada por la sala II de la Cámara Federal penal porteña, que, con la firma de los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah, encomendó al juez instructor, Marcelo Martínez de Giorgi, determinar si el ex funcionario no incurrió en un delito más grave que pueda haber afectado las arcas públicas.

Martínez de Giorgi había dictado en favor de Scervino una falta de mérito para procesarlo o sobreseerlo, pero el caso llegó a estudio de la Cámara Federal por la apelación del fiscal Carlos Stornelli. Scervino había sido denunciado por el abogado Ricardo Monner Sans al poco tiempo de asumido Scervino en su cargo.

La Cámara Federal recordó que la ley de ética pública y la modificación introducida por el decreto 862/01 establece la “abstención” de un funcionario público “para ‘intervenir, durante su gestión, en cuestiones particularmente relacionadas con las personas a las cuales estuvo vinculado en los últimos tres años’”.

Scervino trabajó durante 16 años para la empresa Swiss Medical antes de asumir el cargo de superintendente de servicios de salud, donde debe controlar a las obras sociales, el 16 de diciembre de 2015, apenas asumido el gobierno del presidente Mauricio Macri.

Monner Sans acusó a Scervino de haber intervenido en un expediente suscitado por una demanda de Swiss Medical contra otra empresa de medicina prepaga, OSDE, que finalmente acordó pagar 8.500 millones de pesos al Estado por un reclamo que llevaba veinte años de existencia.

Swiss Medical se quejaba de que OSDE competía con ella en desigualdad de condiciones porque no había derivado al Estado, para que éste lo aplicara en el Fondo Solidario de Redistribución, que se reparte entre todas las obras sociales del sistema, el 15% de lo que cobraba por cada afiliado “adherente” a su servicio supuestamente dirigido a directivos de empresas.

El pago fue acordado a principios de agosto, según se publicó en la prensa en su momento, luego de una denuncia penal presentada a principios de año por Swiss Medical contra OSDE y ex funcionarios de Salud por administración fraudulenta, encubrimiento agravado por omisión de denuncia y asociación ilícita.

El fiscal Gabriel De Vedia, titular de la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos Relativos a la Seguridad Social, instó a Scervino a ejecutar el cobro de la deuda, luego que éste le girara el planteo administrativo que había hecho Swiss Medical.

Scervino renunció el 22 de agosto y la explicación oficial fue que se la pidieron desde el Gobierno tras la marcha de ese día de la CGT, el respaldo con el que llegó a la administración Macri. Pero ese mismo día había sido citado a indagatoria en esta misma causa en la que ahora fue procesado y que podría complicarlo aún más, según lo dicho por la Cámara Federal.

Fuente: Clarin

Share this:

Comments are closed.