El virus de la gripe construye su propio orgánulo para transportar las moléculas

Un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC,) en colaboración con el Instituto Pasteur, ha identificado cómo el virus de la gripe construye un orgánulo membranoso donde se depositan las moléculas del genoma del virus, que posteriormente se acumulan en la membrana plasmática de la célula, donde se fabricarían nuevos virus.

La investigación, que ha sido publicada en ‘Nature Comunications’, supone un cambio drástico en el conocimiento de la infección del virus de la gripe y, según explican, puede dar lugar a desarrollos de terapias y fármacos para combatirlo.

Hasta el momento, las investigaciones apuntaban a que el virus de la gripe utilizaba unos orgánulos celulares, los conocidos como ‘endosomas de reciclaje’ con los que transportaba las moléculas de su genoma, partiendo desde el núcleo celular, donde se fabrican, para extenderse después hacia la periferia celular, donde se formarían las partículas virales nuevas.

Sin embargo, en este estudio en el que se han utilizado técnicas avanzadas de microscopía óptica y electrónica, los investigadores han descubierto que “el virus de la gripe construye un orgánulo membranoso a partir de membranas del retículo endoplásmico (el mayor orgánulo membranoso de la célula) donde se producen la síntesis, la modificación de proteínas y la fabricación de lípidos”, explica Isabel Fernández, investigadora del CSIC en el Centro Nacional de Biotecnología.

Los investigadores también han detectado que la nueva estructura construida por el virus incorpora además proteínas de los endosomas de reciclaje. “En la superficie de estas vesículas de gran tamaño se adhieren moléculas del genoma del virus que son posteriormente depositadas en la membrana plasmática de la célula para la fabricación de nuevos virus“, asegura Cristina Risco, investigadora del CSIC en el Centro Nacional de Biotecnología.

El virus de la gripe es uno de los patógenos más importantes que afectan a los humanos debido a que los tratamientos actuales tienen una eficacia limitada por la gran capacidad que tiene el virus para mutar con facilidad. No obstante, gracias al hallazgo, se ha conseguido aislar al orgánulo detectado para su caracterización estructural. “Este orgánulo, denominado vesícula de cubierta irregular, puede convertirse en blanco de nuevos fármacos para combatir al virus de la gripe“, concluye Fernández.

Fuente: El Economista – España

Share this:

Comments are closed.