Detectan que la supervivencia al cáncer es mucho mayor en los países más ricos

Cada vez más personas sobreviven al cáncer, pero las buenas noticias no son para todos iguales. Los tratamientos exitosos son mucho más frecuentes en los países ricos que en los pobres. A esas conclusiones arribó un macroestudio internacional que es el mayor hecho hasta el momento, con datos de 37,5 millones de niños y adultos. Abarcó 71 países y regiones, incluida la Argentina.

El estudio, bajo el nombre de “Concord-3″, fue publicado este martes en la revista científica The Lancet y analizó los 18 tipos de cáncer más habituales, entre ellos los de esófago, estómago, colon, recto, hígado, páncreas, cerebro, pulmón, mama, próstata, leucemia y melanomas.

Entre sus datos más alentadores, la investigación detectó un aumento generalizado de las tasas de supervivencia entre los años 2000 y 2014, que fue el período analizado.

Los investigadores detectaron una mayor sobrevida en todos los tumores analizados, incluso en los que suelen ser más mortales, como el de hígado o el de pulmón.

Por ejemplo, según lo informado por El País, en España la supervivencia a los cinco años en el cáncer de esófago creció del 9% al 13%. En el caso del hígado, subió del 14% al 17%. En pulmón, del 10,8% al 13,5%. En páncreas, del 5,6% al 7,7%. El estudio indagó en la “supervivencia a los cinco años” después del diagnóstico porque -según los autores del trabajo- este tiempo prácticamente se puede considerar curación en muchos tipos de cáncer.

Sin embargo, todos estos progresos tienen una contracara que también puso en evidencia esta trabajo, al demostrar la gran desigualdad que existe según qué país del globo se analice. “Hay un avance general contra el cáncer, pero eso es particularmente cierto en los países desarrollados y se registra menos en los países en desarrollo“, advirtió Claudia Allemani, la principal autora del artículo.

Sucede que, en la mayoría de los tipos de cáncer analizados, los pacientes con mejor evolución fueron los que viven en Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Finlandia, Islandia, Noruega y Suiza. En otras palabras, las supervivencias más altas se registraron en los países más ricos y desarrollados de la Tierra.

Hay un abismo entre estos países poderosos y los de bajos recursos. Por ejemplo, la supervivencia a los cinco años de un cáncer de mama es del 90% en Estados Unidos, pero solo el 66% de India. Tampoco corre la misma suerte un niño nórdico que uno latinoamericano.

La supervivencia a un tumor cerebral infantil -también a cinco años del diagnóstico- es el doble en Estados Unidos (78%) y Suecia (80%) que en países como Brasil (29%) y México (36%). Y en niños diagnosticados con leucemia linfoblástica aguda, la tasa pasa de 50% en Ecuador a 95% en Finlandia.

“Es probable que esto refleje la disponibilidad y calidad de los servicios de diagnóstico y tratamiento“, analizó en un comunicado la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, que participó en el estudio.

Según los resultados publicados, las posibilidades de supervivencia en todos los tipos de cáncer analizados aumentaron en España entre 2000 y 2014. En Argentina, en cambio, disminuyeron en siete tipos de cáncer: de esófago, estómago, hígado, pulmón, cervix, ovarios y en los casos de leucemia en adultos.

Fuente: Clarín (Argentina)

Share this:

Comments are closed.