El tipo de sangre afecta a la gravedad de la diarrea causada por “E. coli”

 

Un nuevo estudio muestra que un tipo de ‘E. coli’  causa una enfermedad más grave en personas con sangre tipo A. Las bacterias liberan una proteína que se adhiere a las células intestinales en personas con sangre tipo A, pero no en los tipos sanguíneos O o B, según un estudio dirigido por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, Estados Unidos.

Una vacuna dirigida a esa proteína podría potencialmente proteger a las personas con sangre tipo A contra los efectos más letales de la infección por ‘E. coli’ enterotoxigénica (‘Escherichia coli’). “Creemos que esta proteína es responsable de esta diferencia de grupo sanguíneo en la gravedad de la enfermedad –afirma el autor principal James Fleckenstein, profesor asociado de Medicina en la Universidad de Washington–. Una vacuna dirigida a esta proteína podría proteger a las personas en mayor riesgo de enfermedad grave”.

El estudio, publicado este jueves en ‘The Journal of Clinical Investigation’, se realizó en colaboración con investigadores de la Universidad Johns Hopkins, los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y el Centro de Investigación Médica Naval. La ‘E. coli’ enterotoxigénica es responsable de millones de casos de diarrea y cientos de miles de muertes cada año, principalmente de niños pequeños, e infectando principalmente a personas que viven o visitan países en desarrollo.

Algunas personas infectadas con la bacteria desarrollan una diarrea acuosa severa, similar al cólera, que puede ser letal. Otros experimentan síntomas desagradables, pero se recuperan fácilmente, mientras que otras personas no se enferman en absoluto. La ‘E. coli’ enterotoxigénica no es la causa del brote actual relacionado con la lechuga romana, ya que ese brote implica un tipo diferente de ‘E. coli’ conocida como ‘E. coli O157: H7′ productora de toxina Shiga.

Hace años, los doctores notaron que los niños naturalmente infectados con ‘E. coli’ enterotoxigénico en Bangladesh parecían ponerse más enfermos si tenían sangre tipo A, pero la razón de esto nunca se estudió. Fleckenstein, profesor de Medicina; Matthew Kuhlmann, investigador postdoctoral Pardeep Kumar, y sus colegas investigaron si el tipo de sangre influye en la gravedad de la enfermedad al observar lo que sucedió con personas de diferentes tipos de sangre que bebieron una taza de agua mezclada con ‘E. coli’.

En ensayos clínicos controlados de infección humana, investigadores de la Universidad Johns Hopkins dieron a voluntarios sanos una dosis de una cepa de ‘E. coli’ aislada originalmente de una persona en Bangladesh con una diarrea severa similar al cólera. Luego, observaron a los voluntarios durante cinco días. Aquellos que desarrollaron diarrea moderada a severa fueron tratados con antibióticos. La enfermedad aparece rápidamente, por lo que cualquier persona que aún estuviera sana al cabo de cinco días era poco probable que se enfermara más tarde. No obstante, a los participantes sanos restantes también se les administraron antibióticos para eliminar la bacteria antes de volver a casa.

LA CLAVE ESTÁ EN LOS AZÚCARES

Kuhlmann y sus colegas obtuvieron datos y muestras de sangre de 106 personas, cada una de las cuales participó en uno de estos cuatro estudios. Descubrieron que las personas con sangre tipo A se enfermaban más rápido y más seriamente que las personas de otros tipos de sangre. Más de ocho de cada diez (81 por ciento) de las personas del grupo sanguíneo A desarrollaron diarrea que requirió tratamiento, en comparación con aproximadamente la mitad de las personas con el grupo sanguíneo B u O.

Los grupos sanguíneos se basan en los azúcares que decoran la superficie de los glóbulos rojos y otras células. Las personas con sangre del grupo A tienen azúcares distintos de los presentes en los grupos sanguíneos B o O. Las personas con el grupo sanguíneo AB llevan azúcares de tipo A y B en sus células.

Los investigadores encontraron que las bacterias producen una proteína específica que se adhiere a los azúcares tipo A, pero no a los azúcares tipo B o O, en las células intestinales. Dado que la proteína también se adhiere a ‘E. coli’, de hecho, sujeta las bacterias a la pared intestinal, lo que facilita la administración de toxinas que causan diarrea a las células intestinales.

El efecto del grupo sanguíneo en las personas infectadas con esta cepa de ‘E. coli’ fue notable y significativo, pero no supone que las personas deban cambiar su comportamiento según el tipo de sangre, apuntaron los investigadores. “No quiero que nadie cancele sus planes de viaje a México porque tienen sangre tipo A”, señala Kuhlmann.

“O al revés: no quiero que nadie piense que están seguros porque su grupo sanguíneo no es A. Hay muchas especies diferentes de bacterias y virus que pueden causar diarrea, por lo que a pesar de que esta asociación de grupos sanguíneos es fuerte, no cambia su riesgo general. Debe continuar tomando las mismas precauciones sea cual sea su tipo de sangre”, concluye.

Fuente: El Economista- España

Share this:

Comments are closed.