Un nuevo centro de investigación de fármacos psicodélicos fue creado en la universidad Johns Hopkins

Johns Hopkins Medical creó un nuevo Centro de Investigación Psicodélica y de Conciencia. Este es el primer centro de este tipo en Estados Unidos.

Frederick Barrett, PhD, profesor asistente de psiquiatría y ciencias del comportamiento, dijo que el objetivo del centro es identificar mecanismos cerebrales y biomarcadores sanguíneos para predecir cómo los pacientes pueden reaccionar a los tratamientos psicodélicos y aclaró que “la investigación sobre sustancias psicodélicas todavía está en sus primeros pasos”.

Las sustancias psicodélicas como la psilocibina (que se encuentra en muchos hongos), la dietilamida del ácido lisérgico (LSD) y la metilendioximetanfetamina (MDMA) alteran la conciencia del paciente a lo largo de las horas, pero Barrett dijo que también podrían tener efectos terapéuticos en pacientes con patologías como Alzheimer, anorexia nerviosa, adicción a los opioides, trastorno de estrés postraumático (TEPT) y otras afecciones.

Se espera que los estudios se centren en cómo los psicodélicos afectan el comportamiento, la función cerebral, el aprendizaje, la memoria, la biología cerebral y el estado de ánimo, para identificar posibles terapias que puedan adaptarse a las necesidades de los pacientes.

Si bien este centro es el primero de su tipo en ese país, la Unidad de Investigación Psicodélica Johns Hopkins ha estado trabajando en investigaciones similares durante décadas. Desde 2000 los investigadores han publicado estudios en más de 60 revistas, e identificaron beneficios terapéuticos para las personas que padecen adicción a la nicotina y depresión o ansiedad causadas por enfermedades que amenazan la vida.

La investigación de la unidad sobre psilocibina también ayudó a crear un camino hacia su potencial aprobación médica y reclasificación de un medicamento de la Lista I, que Barrett dijo que es crucial para sus planes de investigación actuales.

Barrett agregó que los investigadores de Johns Hopkins están interesados en otras sustancias psicodélicas, como LSD y MDMA, pero sus proyectos actuales se centrarán en la psilocibina. La investigación sobre la sustancia en la última década ha demostrado que tiene un bajo potencial de toxicidad y abuso, lo que, según Barrett, les permitiría obtener la aprobación.

Barrett dijo que todavía están trabajando para comprender los mecanismos de acción de la psilocibina. Uno de ellos podría ser que las sustancias psicodélicas puedan alterar las formas repetitivas de pensar de los pacientes y aumentar la flexibilidad psicológica, lo que les permite recuperarse de sus enfermedades. Otras teorías sostienen que los psicodélicos les permiten a los pacientes obtener información personal sobre sus comportamientos, o que cambian el equilibrio de las emociones negativas y positivas. Comprender estas posibilidades es el objetivo de Barrett.

Barrett anuncia que pronto se realizarán dos estudios, incluido uno que investigue los efectos de los psicodélicos en la enfermedad de Alzheimer y otro que analice sus efectos en pacientes con anorexia nerviosa. Después de eso, otros estudios incluirán trastornos del estado de ánimo, TEPT y otras áreas potenciales donde las sustancias psicodélicas podrían ser terapéuticas.

Fuente: Pharmacy Times / Aislinn Antrim

Referencia

Johns Hopkins Launches Center for Psychedelic Research. Johns Hopkins Medicine Newsroom. https://www.hopkinsmedicine.org/news/newsroom/news-releases/johns-hopkins-launches-center-for-psychedelic-research. Published September 4, 2019. Accessed September 6, 2019.

Share this:

Comments are closed.