Diputados aprobó el Proyecto de Ley de Receta Electrónica y Teleasistencia en Salud

El 21 de mayo la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción al proyecto de ley impulsado por el diputado Pablo Yedlin, de cuya elaboración participó la COFA. Uno de los cambios que introduce el proyecto es que “este sistema va a permitir que estos archivos (de recetas) ahora digitales, sean guardados. Hemos modificado el periodo a tres años, dado que si bien la vieja Ley de Farmacia decía dos, el nuevo Código Civil establece tres años de prescripción para las causas que pueden originarse a partir de algún problema en la prescripción”. Además, este proyecto habilita la teleasistencia. “Para algunas prácticas esta es una realidad en el país. En la Argentina había un vacío legal, la teleasistencia no figuraba en la Ley de Ejercicio de la Medicina y tampoco estaba regulada. Esta ley lo que viene a hacer es exigirle a los ministerios de Salud de cada una de las jurisdicciones, al Ministerio de Salud de la Nación la obligatoriedad de regular las plataformas, las prácticas de teleasistencia para que garanticen la protección de los datos y los derechos de los pacientes”. La COFA en el dictamen en Comisión El 18 de mayo por la tarde, los diputados de la comisión de Acción Social y Salud Pública de la Cámara de Diputados de la Nación habían dado dictamen positivo por unanimidad al proyecto de Ley que establece la modificación de las leyes 17.132, 17.565, 17.818, y 19.303, incorporando la prescripción y dispensa de medicamentos utilizando recetas electrónicas y la teleasistencia en salud. A la discusión del proyecto en comisión fue invitada la presidente de la COFA, Farm. Isabel Reinoso. Al comienzo del encuentro que se realizó por videoconferencia, el presidente de la comisión, diputado Pablo Yedlin aclaró que la iniciativa “surgió el año pasado, mucho antes de la pandemia de COVID-19”. El legislador consideró que existe un “vacío legal” con relación a la telemedicina, por lo cual es necesario darle un “marco normativo”. Seguidamente, la vicepresidenta del cuerpo, la diputada Carmen Polledo afirmó que el proyecto bajo análisis permite “dar a los médicos una herramienta tecnológica” para que “puedan centrarse en la atención de sus pacientes”. “También se autoriza la utilización de plataformas de teleasistencia en salud para facilitar la atención”. Por su parte, el diputado Rubén Manzi sugirió la implementación de “políticas de capacitación” sobre el nuevo sistema y el diseño de una “plataforma uniforme” para todas las instituciones. La diputada Claudia Najul planteó que las recetas electrónicas facilitan la agilidad y la seguridad en el acceso a los medicamentos, “además de resolver la acuciante necesidad de miles de argentinos de tener consultorios cerrados y no poder acceder a la receta”. La Farm. Isabel Reinoso fue invitada a exponer ante la Comisión, ya que la Confederación Farmacéutica Argentina participó de la elaboración del proyecto. Al tomar la palabra, sostuvo que “es necesario favorecer el acceso al medicamento para todos los argentinos” y destacó que la iniciativa busca “modernizar leyes que son bastante antiguas, que no tenían contemplada la firma digital”. “Hay algunas confusiones entre lo que es electrónico y lo que es digital, pero la firma digital es la que da identificación y autenticidad de que el profesional que está prescribiendo sea realmente un profesional habilitado para tal fin”. La dirigente agregó: “También me parece oportuno poder incluir la firma digital del profesional farmacéutico, porque no todas las recetas que se prescriben se logran dispensar y para tener el consumo real de los medicamentos que los pacientes utilizan es importante contar con la firma digital también del farmacéutico y allí creo que es importante que tenga un sello de competencia. Así como es importante saber que el médico, el odontólogo tiene su matrícula vigente, también el farmacéutico debería tener el sello de competencia que diga que ese profesional  es el Director Técnico o está habilitado en una determinada farmacia que a su vez fue habilitada por las autoridades jurisdiccionales”. La Farm. Reinoso también sugirió el reemplazo, en el texto del proyecto, del término “expendio” por “dispensa”, ya que “es un proyecto moderno con una terminología un poco antigua. Dispensa es el acto por el cual el farmacéutico no solo expende el medicamento, sino que aporta el consejo farmacéutico que es tan importante como la preparación del medicamento y refuerza las indicaciones médicas u odontológicas para hacer un uso racional del medicamento. Ese término que está en el glosario del Ministerio y de la ANMAT, es el que la OMS, OPS y la propia autoridad regulatoria nacional establecen”. A continuación, destacó como muy importante regulación de la telemedicina en este proyecto, y agregó que si los legisladores estuvieran dispuestos a introducirla en la norma, la telefarmacia se debería realizar desde los establecimientos habilitados, “ya que en esta pandemia hemos asistido al adulto mayor y para poder reforzar el consejo farmacéutico, estamos utilizando una plataforma o la vía telefónica, pero esto le da más formalidad. Porque el contacto entre el farmacéutico y el paciente no se debe perder en la dispensa, por más que el paciente no esté presente en la farmacia. Creo que va a ser de utilidad una herramienta que esté legislada para que el contacto con el profesional farmacéutico no se pierda, si tenemos en cuenta que ésta es la franja etaria que más utiliza medicamentos y que es la que hoy se tiene que quedar en su domicilio”. La presidente de la COFA agradeció al diputado Yedlin la convocatoria a participar de la elaboración del proyecto y destacó: “Todas las prescripciones -las bien hechas, las mal hechas, por mail, por whatsapp- llegan a la farmacia y el farmacéutico trata de hacer que ese paciente pueda acceder al medicamento para que no se interrumpa su tratamiento”. “Tenemos que tener las garantías de que esa firma digital sea de un médico que esté habilitado, con la matrícula vigente, porque hemos tenido varias recetas donde, por ejemplo, por vía judicial se le ha suspendido la matrícula al médico o al farmacéutico y eso se salvaría con el sello de competencia. Ustedes saben que la responsabilidad que tenemos los farmacéuticos es sanitaria, civil, pero también penal en la dispensa del medicamento”. Seguidamente tomó la palabra el diputado Yedlin y aclaró que el uso del término “expendio” se limita a los artículos que modifican “la vieja ley”, a los efectos de garantizar la homogeneidad del texto. A su turno, la diputada Beatriz Ávila (Unidad Federal para el Desarrollo – Tucumán) consultó por las farmacias que no se adecuen al nuevo sistema. En respuesta, Yedlin aclaró que “casi todas las farmacias de Argentina están digitalizadas” y que lo que se buscará es “adaptar el sistema”. Según el presidente, probablemente en la reglamentación de la ley se dispongan los plazos para la adecuación. Por último, la Subsecretaria de Calidad del Ministerio de Salud de la Nación, Judit Díaz Bazán, sostuvo que es “necesario trabajar fuertemente por un gobierno electrónico que nos garantice el acceso a la una plataforma en forma uniforme”. Además, consideró que las herramientas digitales generan un compromiso con “la transparencia”.

Share this:

Comments are closed.