La FIP presenta los resultados de una encuesta global sobre vacunación en farmacias

La vacunación basada en farmacias está disponible en al menos 36 países  y se ha propuesto o se está desarrollando en otros 16, según los resultados de la última encuesta de la Federación Farmacéutica Internacional (FIP) sobre el impacto de la farmacia en la cobertura de inmunización publicada hoy. La Argentina es uno de los pocos países, junto a Dinamarca, Francia, Sudáfrica y Estados Unidos, en que el servicio de inmunización en farmacias está retribuido por entes estatales y privados.

Un total de 99 países y territorios participaron en la encuesta, por lo que es el informe más completo publicado sobre este tema hasta la fecha. El trabajo, que actualiza una encuesta realizada por la FIP (Federación Farmacéutica Internacional) en 2016, tenía como objetivo evaluar diferentes aspectos de la inmunización dirigida por farmacéuticos, incluidas actividades de promoción y sensibilización, marcos regulatorios, administración de vacunas, modelos de reembolso, capacitación y certificación, vacunación registros y limitaciones y barreras para la expansión de la práctica farmacéutica para incluir la administración de vacunas.

Según el informe, las farmacias comunitarias ofrecen la posibilidad de vacunarse a casi 1.800 millones de personas en todo el mundo. Las muestras en el estudio de 2016 y este nuevo estudio son diferentes (45 países relevados en 2016 y 99 en 2020), pero tienen 40 países y territorios en común. En este grupo, hubo 18 países con vacunas basadas en farmacias en 2016 y hay 23 en 2020, un aumento del 28%.

Se informó que un total de 36 tipos de vacunas se administraron en farmacias. La influenza, la hepatitis B y el tétanos fueron los más comunes, pero la lista incluye vacunas contra el sarampión, la malaria, las infecciones neumocócicas y el herpes zóster.

“Este informe indica que el papel de los farmacéuticos en la inmunización ha seguido creciendo, pero se podría avanzar mucho más”. Se han demostrado numerosos beneficios, incluido el aumento de la accesibilidad y cobertura de las vacunas, en países donde los farmacéuticos tienen la autoridad para administrar vacunas. Las barreras legislativas y regulatorias deben superarse a través de la defensa basada en evidencia y debemos abordar cuestiones clave, incluida la remuneración”, dijo la Dra. Catherine Duggan, CEO de FIP.

El informe también destaca una disparidad entre los países de ingresos altos y bajos. Las vacunas basadas en farmacias están disponibles en el 47% de los países de altos ingresos (n = 43) en comparación con solo el 11% de los países de bajos ingresos (n = 28).

“Los farmacéuticos son expertos en medicamentos, proveedores de atención médica de primera línea y miembros integrales del equipo de atención médica. Expandir su ámbito de práctica como vacunadores aumentará sus contribuciones a la salud pública. Aliento a los países que actualmente no cuentan con la vacunación basada en farmacias a trabajar con la FIP y sus organizaciones miembros para organizar una estrategia que conduzca a los cambios necesarios hacia la salud para todos “, dijo la Dra. Duggan.

Para descargar la encuesta (en inglés): ENCUESTA VACUNACION EN FARMACIAS

Share this:

Comments are closed.