Medicamentos para tratar la hipercolesterolemia podrían estimular las inmunoterapias contra el cáncer

Un estudio dirigido por investigadores de Duke Health y publicado en Nature, halló que fármacos utilizados para reducir la hipercolesterolemia mejoraría también la respuesta inmunitaria de las terapias contra el cáncer conocidas como inhibidores de puntos de control inmunitarios.

Hasta ahora sólo se estudió en animales, pero en base a los hallazgos, ya se están proponiendo estudios en humanos para determinar si los fármacos evolocumab y alirocumab podrían reforzar el efecto de los inhibidores de puntos de control inmunes. Estas inmunoterapias contra el cáncer han sido muy prometedoras, pero aún así solo dan como resultado beneficios de supervivencia a largo plazo para un tercio de los pacientes con cáncer, como máximo.

“Este hallazgo tiene potencial para una traducción inmediata en estudios clínicos”, dijo el autor principal Chuan-Yuan Li, profesor de los departamentos de Dermatología, Farmacología y Biología del Cáncer de Duke y miembro del Instituto del Cáncer de Duke. “Sugiere que neutralizar la actividad de la proteína PCSK9 (proproteína convertasa subtilisina/kexina tipo 9), que es el objetivo de los medicamentos para el colesterol, promueve la activación de las células T y, por lo tanto, hace que los tumores respondan mejor a la terapia de puntos de control inmunológico”.

Li y sus colegas se basaron en estudios previos que muestran que cantidades más altas de células T activas mejoran el éxito de las terapias de bloqueo de puntos de control inmunológico, y que la reducción del colesterol en sangre también parece mejorar las inmunoterapias contra el cáncer.

La pregunta que buscaban resolver era si la proteína PCSK9 estaba involucrada en la regulación de la respuesta tumoral a la inmunoterapia, ya que es un regulador clave de los niveles de colesterol sérico. En estudios de modelos de tumores de ratón, utilizaron técnicas de edición de genes CRISPR para eliminar el gen PCSK9 y encontraron que esto ralentizaba el crecimiento del tumor.

Cuando implantaron estos tumores editados en ratones inmunodeprimidos (animales sin células T), crecieron tan rápido como los tumores normales en ratones normales, lo que sugiere que la actividad de las células T es necesaria para que los fármacos neutralizantes de PCSK9 tengan un impacto en los tumores.

“Esa fue una revelación importante”, dijo el Dr. Li. “Así que el siguiente paso fue combinar los inhibidores de PCSK9 con los inhibidores de los puntos de control inmunitarios, que liberan los frenos del sistema inmunológico en las células T”.

Los medicamentos contra el colesterol parecen aumentar la cantidad de una proteína en la superficie de la célula tumoral que indica a las células T que reconozcan las células tumorales. Esto llevó a un fuerte ataque al tumor, superando uno de los impedimentos clave para el éxito de las inmunoterapias cuando las células T del organismo a menudo están inactivadas, agotadas o incapaces de reconocer las células tumorales.

Como resultado, la capacidad de los fármacos anti-PCSK9 para potenciar la inmunoterapia es independiente de su capacidad para reducir el colesterol.

“Este estudio demuestra que al inhibir la acción de la proteína PCSK9, los tumores crecen más lentamente”, explicó el Dr. Li. “Hemos probado esto en varios tipos diferentes de modelos de tumores de ratón y hemos encontrado un efecto prometedor en los cánceres de melanoma, mama y colon. El análisis de datos humanos publicados anteriormente también sugiere que la proteína PCSK9 puede ser potencialmente un buen objetivo en varios otros tipos de cánceres, incluidos los de origen hepático, pulmonar y renal”.

Para más información: Nature:  Xinjian Liu et al. Inhibition of PCSK9 potentiates immune checkpoint therapy for cancer, Nature (2020). DOI: 10.1038/s41586-020-2911-7

Fuente:  Duke University School of Nursing

Share this:

Comments are closed.