La OMS y la FIP reclaman que se proteja mejor a los trabajadores de la salud contra el COVID-19

La Organización Mundial de la Salud junto a la Federación Farmacéutica Internacional y otras organizaciones de profesionales y trabajadores del sector emitieron hoy un llamado urgente para que se tomen medidas concretas para proteger mejor a los trabajadores de la salud y el cuidado de todo el mundo del COVID-19 y otros problemas de salud.

Un gran número de trabajadores de la salud han perdido la vida a causa del COVID-19, pero también una proporción cada vez mayor de la fuerza laboral sufre de agotamiento, estrés, ansiedad y fatiga.

En una declaración conjunta emitida esta semana, la OMS y sus entidades asociadas instan a todos los gobiernos de los Estados miembros y a las partes interesadas a fortalecer el seguimiento y la notificación de infecciones, enfermedades y muertes por COVID-19 entre los trabajadores de la salud. También deben incluir el desglose por edad, género y ocupación como un procedimiento estándar, para permitir que los tomadores de decisiones y los científicos identifiquen e implementen medidas de mitigación que reducirán aún más el riesgo de infecciones y enfermedades.

La Declaración también insta a los líderes políticos y los responsables de la formulación de políticas a hacer todo lo que esté a su alcance para tomar decisiones normativas y de inversión que garanticen la protección de los trabajadores de la salud y el cuidado. Destaca la oportunidad de alinear esto con un próximo pacto mundial de trabajadores de la salud y el cuidado y el llamado de la Organización Internacional del Trabajo para una recuperación centrada en el ser humano de la crisis de COVID-19.

Por último, los socios instan a los líderes y responsables políticos a garantizar un acceso equitativo a las vacunas para que los trabajadores de la salud y el cuidado tengan prioridad en las vacunas COVID-19. Los datos disponibles de 119 países sugieren que para septiembre de 2021, 2 de cada 5 trabajadores de la salud y el cuidado de la salud estaban completamente vacunados en promedio, con diferencias considerables entre regiones y grupos económicos. Menos de 1 de cada 10 se ha vacunado completamente en las regiones de África y el Pacífico Occidental, mientras que 22 países, en su mayoría de ingresos altos, informaron que más del 80% de sus trabajadores de la salud y el cuidado están completamente vacunados. Algunos países grandes de ingresos altos aún no han comunicado datos a la OMS.

“Tenemos la obligación moral de proteger a todos los trabajadores sanitarios, garantizar sus derechos y proporcionarles un trabajo decente en un entorno de práctica seguro y propicio. Esto debe incluir el acceso a las vacunas”, dijo Jim Campbell, Director del Departamento de Personal de Salud de la OMS. “Más allá de las vacunas, la recuperación económica y todas las nuevas inversiones en preparación y respuesta ante emergencias deben priorizar la educación y el empleo de los trabajadores de la salud y el cuidado, vinculándose con el Acelerador Global de Empleos y Protección Social del Secretario General de la ONU”, agregó.

Un nuevo documento de trabajo de la OMS estima que entre 80.000 y 180.000 trabajadores de la salud y el cuidado de la salud podrían haber muerto por COVID-19 en el período comprendido entre enero de 2020 y mayo de 2021, convergiendo a un escenario medio de 115.500 muertes. Estas estimaciones se derivan de los 3,45 millones de muertes relacionadas con COVID-19 notificadas a la OMS en mayo de 2021; un número por sí mismo considerado mucho más bajo que el número real de muertos (60% o más de lo que se informa a la OMS).

“Este documento de trabajo de la OMS proporciona un número marcado para estimular una mayor acción; no podemos permitirnos perder más trabajadores de la salud y el cuidado y nuestro mundo no se recuperará de la pandemia sin inversiones sostenibles a largo plazo en la fuerza de trabajo de la salud ”, dijo Catherine Duggan, directora ejecutiva de la Federación Farmacéutica Internacional y uno de los varios miembros de la Alianza Mundial de Profesiones de la Salud.

La OMS lidera actualmente los esfuerzos para desarrollar un pacto mundial de trabajadores de la salud y el cuidado, basado en instrumentos legales, convenciones y resoluciones. El pacto tiene como objetivo proporcionar a los Estados miembros, las partes interesadas y las instituciones una orientación completa sobre sus obligaciones de proteger a los trabajadores de la salud, salvaguardar sus derechos y promover y garantizar un trabajo decente, libre de discriminación por motivos de género, raza y cualquier otra forma de discriminación. La guía se presentará a la 75.a Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2022.

Share this:

Comments are closed.