Un fármaco probado en pez cebra podría tener efectos antiepilépticos

El fármaco clemizol podría tener efectos antiepilépticos y utilizarse en tratamientos para el síndrome de Dravet (SD), según han descubierto científicos de la Universidad de California (UCSF) en San Francisco (Estados Unidos) al comprobarlo en un pez cebra modificado para imitar la enfermedad. Los resultados se han publicado en Nature Communications.
El síndrome de Dravet está causado por una mutación en el gen Scn1a, que codifica el canal iónico sodio Nav1.1 en el cerebro. Los científicos encontraron que el pez cebra modificado con la mutación Scn1a mostró algunas de las características propias del SD en humanos, como convulsiones espontáneas. Los ataques no provocados dieron lugar a hiperactividad y convulsiones generalizadas asociadas con el rápido movimiento del pez al nadar. Estos comportamientos no se ven en peces cebra sanos.

El equipo de Scott C. Barban, de UCSF, evaluó si el pez cebra alterado podría servir como modelo para el SD, y entonces desarrollaron un método de screening para evaluar la efectividad de 320 componentes en el pez cebra alterado genéticamente.

Rastrearon su comportamiento y midieron su actividad cerebral y encontraron que el clemizol fue el más efectivo en la inhibición de los ataques. “Este hallazgo fue completamente inesperado. Nosotros no suponíamos que el clemizol podría tener efectos antiepilépticos, según lo que se conoce acerca de este compuesto”, comenta Barban. Estos descubrimientos también sugieren que el pez cebra modificado con la mutación Scn1a podría servir como modelo del SD y que el resultado obtenido con el screening del fármaco podría ser efectivo para identificar nuevas terapias para la epilepsia.

Fuente: Diario Médico (España)

Share this:

Comments are closed.