Nueva amenaza para las farmacias argentinas

 

En el portal de la ANMAT, en la sección “Proyectos de normativas para la opinión pública”, y en el acceso por área temática-medicamentos, se puede acceder a un Listado de Proyectos, y dentro de éstos al titulado “Buenas Prácticas de Almacenamiento y Distribución”, con el número de proyecto AN-MED-VPS-001-00.

Este nuevo esquema es propuesto para ser aplicado al almacenamiento y distribución de medicamentos, sea a título oneroso o gratuito, que se efectúe en jurisdicción nacional o con destino al tráfico interjurisdiccional. De este proyecto se desprende la intención de crear las figuras de Distribuidoras de medicamentos (por cuenta y orden de titulares de productos, de organismos públicos, de obras sociales y empresas de medicina prepaga, involucrados en estudios defarmacología clínica, etc.), las que serán incluidas en una Base Federal de Distribuidores y luego exhibida en la página institucional de esta administración. La Confederación Farmacéutica Argentina está trabajando con los asesores letrados para hacer una presentación de oposición a este proyecto y ha pedido una reunión urgente con el Director de la ANMAT, Carlos Chiale para plantear la postura de las farmacias. También la dirigencia del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires y el Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal se encuentran trabajando para evitar el avance de este proyecto.

Si se lo analiza profundamente podremos detectar la creación de una nueva figura, “Distribuidoras de medicamentos por cuenta y orden de las Obras Sociales y empresas de Medicina Prepaga”, la que es inexistente dentro de las actuales leyes provinciales y nacionales, con la intención que las farmacias se transformen en simples despachantes de paquetes de remedios enviados por correo por cuenta y orden de las obras sociales y empresas de medicina, situación que en la actualidad sucede para aquellos fármacos de alto costo y que ahora se lo pretende legalizar para todos losmedicamentos. Si esto logra traducirse en una nueva norma significará un avasallamiento a la farmacia, y a la droguería, ya que permitiría a las Obras Sociales y Empresas de Medicina Prepaga actuar como distribuidoras demedicamentos, reemplazando a aquellas, y destruyendo el circuito de distribución Laboratorio-Droguería-Farmacia, conduciendo a consecuencias que afectarán al colectivo del sistema de salud actual, y aún más a la farmacia profesional. Como es bien conocido, esta última es la que garantiza la constante consulta farmacéutica, que es un servicio sanitario muy importante junto a la dispensación, encuadrado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como atención primaria de la salud, ya que contribuye al acceso de información sobre medicamentos y otros temas sanitarios; es un servicio profesional con un valor agregado para el paciente, que claramente contribuye a la prevención en salud y que está demostrado que hace mucho más saludable al sistema sanitario. Con ella se puede contribuir a evitar el abuso de fármacos, induciendo a un uso racional de los medicamentos, sobre todo de antibióticos, que son una herramienta esencial para el control de enfermedades bacterianas, y que no se está renovando, lo que es un grave problema para la salud pública (por su masividad y por el impacto debido al mal uso).

Nuestra dirigencia entiende que los farmacéuticos debemos oponernos a este proyecto de disposición, en principio porque comprometerá una profesión que bien utilizada trae muchos beneficios a la comunidad y al sistema sanitario, intentando conservar nuestro esencial y activo rol comunitario.

Cabe destacar que cada colega puede oponerse al artículo Nº 2 de esta disposición ingresando a opinión pública ANMAT Muestra de Proyectos y enviando una sugerencia con los argumentos expuestos, con fecha de disponibilidad hasta el 25/08/2014.

Fuente: Mundiario – COFA

Share this:

Comments are closed.