La discusión para la continuidad del convenio de PAMI con las farmacias

 

El convenio entre la industria farmacéutica y el PAMI por la entrega de medicamentos vence a fin de mes, lo que podría afectar a unos 300.000 jubilados en Mendoza. Desde la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) denunciaron esta situación, a la vez que expusieron la necesidad de llegar a un nuevo acuerdo que incluya a las farmacias en la discusión. Sin embargo, llevaron tranquilidad a la población y anticiparon que la entrega de remedios a los afiliados no se va a discontinuar. “Si bien por el momento no tenemos confirmación oficial, parece que el convenio actual se va a prorrogar por un par de meses para seguir discutiendo”, expuso Ricardo Pesenti, tesorero de la COFA.

Para el referente, es fundamental cambiar el arreglo del que no son firmantes para asegurar la rentabilidad de estos comercios. “Por un lado, pedimos que las farmacias no sean las financiadoras del sistema”, apuntó el hombre. Esto es así porque si bien el boticario debe abonar el producto en siete días, recibe el dinero de la obra social en diferido. “El PAMI mantiene desde mayo una abultada deuda con farmacias de todo el país”, aseguró a la vez que estimó la misma en 600 millones de pesos. Cabe aclarar que la obra social entrega el dinero a la industria y luego ésta a las farmacias.

Otro punto que buscan renegociar es el porcentaje de descuento que le hacen en el rubro al PAMI. “Las farmacias hacen un aporte del 14 por ciento en promedio de todo el valor del medicamento y ese número habría que bajarlo por lo menos a un dígito para que podamos seguir subsistiendo”, señaló Pesenti e informó que el descuento que se les hace luego a los jubilados ronda entre un 85 y 87 por ciento en promedio. Para ejemplificar, el tesorero expuso que si un remedio sale 100 pesos, la obra social paga 62 pesos, la industria 24 pesos y la farmacia 14 pesos.

Con estos pedidos, el representante de la Confederación aseguró que no buscan por ningún motivo perjudicar a los jubilados. “No es para nada nuestra intención, pero cuando la ecuación económica sea deficitaria no vamos a poder sostener el sistema”, cerró.
Situación local

En las farmacias de Mendoza reina un clima de incertidumbre. “Según los datos que tenemos, el convenio finalizaba el 31 de agosto pero no ha habido ningún comentario respecto a esto”, reconoció Luis Salvi, presidente del Colegio Farmacéutico de Mendoza. El hombre reiteró el pedido de entrar en la discusión por un futuro convenio con PAMI. “Como los firmantes son la industria y la obra social, a nosotros no nos queda otra que adherir, pero nuestra intención es formar parte de ese convenio por el hecho de que hay grandes irregularidades”, denunció.

Una de las principales afectaciones es la demora en la cadena de pagos, que hacen que la farmacia no pueda pagar a los proveedores. “Una vez que se ha llegado al límite, las droguerías nos van a cortar el crédito y nos van a dejar de entregar medicamentos por lo que no sólo no vamos a poder atender a PAMI, sino a todos los otros clientes”, remarcó Salvi. A pesar de todo el titular del Colegio se mostró optimista: “Creemos que se va a poder firmar un nuevo convenio para que no se interrumpa el servicio en un sector tan sensible como son los ancianos”, expuso.

Otra situación que se suma a este malestar en las farmacias es la imposibilidad de aumentar los precios de los remedios de acuerdo a la inflación. “Ya dos veces hemos tenido que retrotraer nuestros precios por resoluciones de la Secretaría de Comercio”, recordó Jorge Jakubson, secretario general del Colegio. “Estamos atrasadísimos y tenemos que pagar 30 por ciento de aumento de salario, de alquileres, transporte. La verdad es que es muy grave la situación de la farmacia tanto mendocina y como argentina”, afirmó el hombre.

Según sus cálculos, hoy el margen real que queda a una farmacia por medicamentos es entre 3 y 4 por ciento. “Hay farmacias en el centro que se la rebuscan un poco más con cosmética y perfumería, pero las que están fuera del centro venden mucho menos en esos rubros y están verdaderamente complicadas”, comentó.

El acuerdo con OSEP

A diferencia del convenio con el PAMI, el acuerdo con OSEP es tripartito y en el mismo entran la obra social, la industria y las farmacias. “Los tres nos juntamos para negociar nuevas pautas”, explicó el titular del Colegio Farmacéutico de Mendoza, Luis Salvi, quien contó que el convenio está vencido desde 2012, pero se han ido firmando prórrogas mejorando algunas condiciones.

De todas formas en estos días ya tienen pactada una reunión para establecer un nuevo acuerdo. “Actualmente, la bonificación que hacemos las farmacias a la OSEP es del 10,5 por ciento y están cumpliendo sus pagos”, precisó Salvi.

Fuente: Diario Los Andes -Mendoza

Share this:

Comments are closed.