Una proteína en sangre es útil para evaluar la evolución de un infarto

La medición de la troponina T de alta sensibilidad, una proteína que se libera cuando se sufre un infarto, es más efectiva que los métodos utilizados hasta ahora para evaluar la evolución de un paciente tras un evento cardíaco, según demostraron especialistas argentinos a partir de un estudio realizado en más de 1.000 casos.

“La troponina T ultrasensible es una proteína que libera el miocardio durante un infarto. El infarto puede o no expresarse en un electrocardiograma; lo que se hace es medir la troponina para confirmar si se trata o no de este evento cardíaco”, explicó el Dr. Marcelo Trivi, Jefe del Servicio de Cardiología Clínica del ICBA (Instituto Cardiovascular de Buenos Aires), donde se realizó el estudio.

Trivi dijo que “esto no es nuevo ya que es un método de diagnóstico que se viene utilizando, lo novedoso de nuestra investigación fue demostrar que la medición de esta proteína permite evaluar mejor cuál es la evolución de ese infarto, es decir cómo seguirá el paciente, que los métodos de puntaje que se usaban hasta ahora”.

El especialista advirtió que “la importancia de conocer mejor el diagnóstico cuando una persona llega a una guardia con dolor de pecho es clave para ver cómo tratarla, para evitar métodos invasivos innecesarios o, por el contrario, para actuar rápido en caso de ser un paciente de mucho riesgo”.

“La relación que los cardiólogos pudieron establecer es la siguiente: a mayor presencia de esta proteína más grande es el infarto y el riesgo de muerte”, explicó.

El estudio, cuyas conclusiones fueron enviadas al American College of Cardiology (ACC), se basó en la medición de esta proteína en 1.000 pacientes con cuadro coronario agudo al momento del ingreso a la guardia y tres horas después, todos casos en los que el electrocardiograma no presentaba alteraciones que pudieran demostrar el infarto.

“Estos valores se compararon con los métodos de puntaje Grace y TIMI y demostramos que la medición de la troponina era ‘mejor o mucho mejor’ que los otros para el diagnóstico”, detalló Trivi.

El especialista explicó, además, que “es importante aclarar que la medición de esta proteína para determinar la evolución de un infarto debe utilizarse en un contexto específico, esto es, cuando la persona presenta síntomas como dolor u opresión de pecho y otros propio del evento cardíaco, no se puede incorporar a un chequeo de rutina porque la troponina puede estar elevada también en pacientes con otros problemas como insuficiencia renal o un golpe en el pecho y no haber infartos”.

La enfermedad cardiovascular representa en la Argentina la principal causa de morbimortalidad, al igual que en el resto del mundo, con una tasa estimada de mortalidad de 227,4 cada 100.000 habitantes, lo que representa el 30% de la mortalidad total.

Según la Organización Mundial de la Salud, el 80% de los infartos de miocardio y de los accidentes cerebrovasculares prematuros son prevenibles con hábitos de vida saludables y consultas médicas, sobre todo en caso de presentar dolor precordial (o en el pecho).

Nivel
Durante un infarto, el músculo cardíaco libera una proteína denominada “troponina T ultrasensible”, y al medir sus niveles en sangre, se puede predecir cómo será la evolución del paciente y qué tipo de cuidados extras puede requerir .

Fuente: El Día

Share this:

Comments are closed.